Construyamos el Templo
 
         
         
   

Por Vírindavan Candra Das A.

   
   
 

 

Fue en el año de 1985, que el movimiento transcendental para fomentar la Conciencia de Krisna en Colombia recibió la gran misericordia de la donación de la casa ubicada en la Avenida Caracas # 32-69,en Santa fé de Bogotá. La mitad de su valor fue donación hecha por un devoto, amigo especial de Harijan Svami, a quien Maharaja predicó varios años con su ejemplo y sabiduría. Anteriormente sólo le veía de vez en cuando, desde que él era Mriguesa Prabhu. Entonces teníamos sólo un templo, que todavía existe en la carrera 3ª #54A-72 en Chapinero Alto, lugar sagrado donde Maharaja abandono su cuerpo Transcendental, a los 45 años de edad, en Enero de 1990. Frente a este lugar teníamos una casa en arriendo, donde yo venía principalmente a visitar la morada de Paramadvati Svami (antes Alanath), Mrigesa y Dinabandu Prabhus, para saludarles y recibir su extática asociación.

Casi siempre encontraba a Hariyan Svami muy feliz y humilde, al lado de Paramadvaiti Svami Maharaja Harijan era muy conocido como el mejor distribuidor de literatura védica y prédica dinámica en Colombia. Viéndole al lado de Paramadvaiti Maharaja disfrutando profundamente de la hermosa atmósfera espiritual, conversaban sobre cómo mejorar el servicio devocional para complacer a la sucesión discipular. Agradezco a Krisna por haberme dado esa oportunidad preciosa de haber estado con estos vaisnavas luchadores. Ese hecho creó un deseo en mi corazón de aspirar un día volverme como ellos. En especial como Hariyan Maharaja, quien tenía tanta devoción y amor por los devotos, e indudablemente por Dios, Krisna. En el Adi Purana, Krisna confirma: "Aquellos que Me adoran directamente no son Mis verdaderos devotos; los devotos genuinos son quienes están entregados a Mis devotos". Así mismo era el comportamiento de Harijan Maharaja. Por eso me sentí muy feliz y cómodo en mi vida espiritual, cuando me encontré con Hariyan Svami pensando en la posibilidad de que yo pudiera servir a Sri Guru y Su Gracia en el Templo, sede principal de sus Señorías Gaura y Nitay, primeras: Deidades en Colombia, por instrucciones de Srila Prabhupada.

Nuestra tendencia natural, como entidades vivientes condicionadas, es no saber valorar la compañía de una personalidad como Harijan Svami. Tal como no valoramos el aire que tanto respiramos, sino hasta que nos sentimos un poco asfixiados por una fuerza mayor. En forma similar, la partida tan prematura e inesperada del Primer Maestro Espiritual de Colombia Srila Harijan Svami, es como una enseñanza del Señor a los devotos y a todos los que estamos en Colombia. Es una gran pérdida. Tal como Srila Prabhupada, Srila Sridhara Deva GoSvami y otras autoridades espirituales, Harijan Svami vive en sus enseñanzas prácticas, que manifestó desde su aparición hasta ese momento de Enero de 1990, cuando ocurrió su desaparición transcendental, Durante su vida realizo muchas obras para beneficio de la humanidad; especialmente para los colombianos.

Fue el principal fundador del Templo Sri Sri Gaura-Nitay, en el barrio Teusaquillo de la ciudad capital. Los trabajos de remodelación, en los que ayudaron muchos devotos y amigos, comenzaron intensamente a principios de 1986, los cuales cambiaron sustancialmente la antigua imagen fantasmal de fachada disparatada y condición vetusta, por demás deteriorada, que tenía la casa (habla servido de centro de practicas fantasmales antes de volverse morada del Señor Supremo, Sri Krisna). Fue Harijan Svami Quien dio luz verde para los primeros cambios en la reconstrucción. Él quería que la decoración del Templo se terminara rápido para continuar la prédica de la Conciencia de Krisna. Pero como sabemos, Nuestras capacidades de almas condicionadas son muy limitadas; las ideas no se vuelven hechos inmediatamente. Hubo que aunar el esfuerzo de muchos devotos, todos inspirados por el ejemplo arduo de Harijan Svami. El solo, colectó por lo menos cinco millones de pesos para cemento y materiales para impulsar la obra, y transformar el tétrico lugar en el Templo védico más hermoso que tiene Santa fé de Bogotá en la actualidad.

Cuando todavía no había comenzado la obra, escudriñarnos la casa por todas partes. Entramos con Harijan Maharaja y otros devotos al salón " grande que había. Pronto, él se dio cuenta que el piso no aguantaba los bailes espirituales de los devotos durante la adoración al Señor Supremo Sri Krisna. De inmediato él propuso: ¿Qué te parece si quitamos todo este piso, y ponemos uno bien resistente de concreto? Con el serrucho en la mano, respondí: Pues la idea no es mala. Luego de haber arrancado un pedazo, al mirar debajo de piso, pensamos aprovechar tal espacio para Incrementar más facilidades para todos; así decidimos excavar, Hariyan Majaras agarró balde y pala y comenzó a sacar montones de barro, así seguimos su ejemplo, hasta lograr otro piso subterráneo, que hoy alberga Templo, boutique y oficina. Importante ampliación para la prédica en Bogotá. Aunque todo en la casa era un disparate debido al trabajo de construcción, Todas las mañanas Harijan Svami nos daba conferencias sobre el Bhakti Yoga.

Una vez nos habló del ego falso, enseñándonos que éste va unido a la de los sentidos, y es controlado por el peor enemigo de la entidad viviente, la lujuria. Alguien que se Identifica en tal sentido se vuelve materialista, y sólo piensa: en solo yo, yo, yo y mío, mío, mío. De esa una persona no puede avanzar espiritualmente. Debemos dejar gradualmente el interés por los sentidos materiales, como dice Sridhara Deva GoSvami. Debemos morir para vivir. El amor y la devoción están basados rendición al servicio del Señor Supremo, Saranagati, o sea la entrega de uno mismo a la divinidad"; nos recordaba Hariyan Svami. La presencia de Majaras Hariyan fue indispensable para mantener la buena marcha de los trabajos, ya que él coordinaba las operaciones y estaba pendiente de quién faltaba para reemplazarle, y qué faltaba para lograr los objetivos. Así fueron apareciendo bellas columnas, balcón maravilloso, cúpula, como en la Tierra santa de Mathura-Indía, donde apareció el Señor Supremo hace algo más de 5000 años. Así, sin tener complicados planos arquitectónicos, este lugar se convirtió en sitio de peregrinaje para los buscadores de la perfección espiritual. Harijan Maharajá era experto en ocupar a todos en el servicio de Krisna... Quien sabía de carpintería, pues trabajaba en talla y estructura del altar.

Un amigo Ingeniero planea el desagüe del patio, para controlar la humedad que se acumulaba en el sótano por las lluvias. Los que sabían de pañetes tenían servicio por todos los rincones, lo mismo los cocineros para mantener contentos los estómagos de todos los que se esforzaban en la maratón por terminar rápido la obra. El deseo ardiente de Maharajá de tener El Templo principal de Krisna en el centro de Bogotá, era tan determinado que su fuerte energía jamás dudo en hacerlo posible. Todo ese entusiasmo, él nos lo transmitía con amor y humildad. Inclusive autoridades administrativas que querían impedir la construcción del Templo, finalmente quedaron cautivados por el arte arquitectónico védico especial de la India, ahora en Colombia, y también simpatizaron con la prédica sencilla y profunda de los conocimientos trascendentales tales del maestro Harijan. De esa manera, Harijan Swamí complacía el deseo de sus maestro espirituales de tener centros de prédica en las principales ciudades mundo, y que dichos centros fueran siempre embajadas espirituales todos los que busquen sinceramente refugio en la vida espiritual. Millones de personas han apreciado esta bella obra de estilo hindú ritual, que fue hecha con grandes esfuerzos.

Harijan Maharaja decía:

"Debemos servir a Krisna (Dios) con el sudor en la frente, no con el sudor del de enfrente.

"La propensión natural del hombre común es de usar a Dios como nuestro sirviente, en vez, de reconocemos y actuar como sirvientes del Señor. Solamente de esta manera podemos lograr el estado normal y natural de nuestra conciencia ideal, o conciencia de Krisna; el estado de conciencia más elevado de todos, porque nos asegura una felicidad sin paralelos. En el mundo trabajar duro pero con egoísmo sólo genera violencia; en cambio, trabajamos duro para complacer al Señor Supremo y a quienes le buscan. Eso nos trae inmediata alegría. Nos saca de la frustración materialismo. Por eso la verdadera alternativa es rendirnos la Sri Guru y su Gracia, Krisna (Dios)".

El Templo de Sri Sri Goura-Nitay es un momento que nos enseña con ejemplo, cómo los futuros devotos de Krisna pueden seguir los pasos de Harijan Svami Así, invito a todos a seguir estos pasos sagrados para los buscadores sinceros de la hermosa realidad, Sri Krisna,

Hare Krisna

Vrindavan Candra Das

 
   
   

 

 

   
   
   
       
       
   
5- Construyamos el Templo
   
       
   
   
   
   
 
© 2006 Srila Harijan Maharaja - diseño y desarrollo web Sadhananda Das

para ver algunos objetos de ésta página instale macromedia flash player aquí