Biografía

La Vida Divina de Srila Harijan Maharaja

El maestro espiritual es una función sagrada. A través de la historia existieron grandes almas que tomaron esta función por el arreglo divino de Dios, Krisna, el maestro espiritual original. Oriunda de la India, la ciencia del Bhakti yoga, de los devotos de Krisna (vaisnavas), fue enseñada por grandes Acaryas Hindúes. En el año 1965, cuando el maestro espiritual Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, siguiendo el deseo de su guru Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Gosvami Prabhupada, trajo este mensaje al mundo occidental, fue el comienzo, de la explosión Hare Krisna en el mundo. Mi maestro espiritual inició miles de alumnos de todas partes del mundo y prendió las llamas de la fe en las esquinas más oscuras. Entre estos discípulos también se encontraba el joven colombiano Miguel Antonio Chavez Bautista, nacido en Pacho (Cundinamarca), que había estudiado acerca de los caminos de la realización humana durante muchos años. Miguel había conocido el mundo en muchos colores y experiencias. Hasta llegó a ser torero, actuando en muchas plazas colombianas, con el nombre “Miguelín Segundo”, Tan opuesto a la forma de la protección de las vacas de los vegetarianos vaisnavas, él renunció a torear y se dedicó a estudiar las especulaciones de la “Gnosis”. Desanimado después de algún tiempo de la superficialidad de esta mescolanza de conceptos que interpretaban en forma, distorcionada las Sagradas Escrituras del mundo, tales como el Bhagavad Gita y la Biblia, Miguel buscaba una tradición genuina y pura de la enseñanza Divina. La vida católica no le proporcionó respuestas a la injusticia aparente del mundo material. Si existía sólo una vida, ¿cómo Dios podía permitir que alguien naciera desprovisto de un “chance” para conocer a Jesucristo, y una vida buena y sana? Además, parecía que ni siquiera los curas tomaban los mandamientos muy en serio. Qué hablar de la gente que rodeaba a Miguel… También conoció algo de los espiritistas. Prometiendo ayudar a la gente, Miguel descubrió que ellos, tanto los espiritistas como los invocadores o mediums, estaban en ignorancia acerca de Dios, cautivados por deseos materiales y la frustración continua resultante. Ni los gnósticos, ni los cristianos, y mucho menos los materialistas, se veían felices. En el afán de prosperidad y ganancia, el mundo sigue en las tradiciones del engañador y del engañado. Así, triste y desanimado, Miguel andaba un día, en enero del año 1975 por el parque central de Bogotá. Allí conoció los primeros discípulos de Srila Bhaktivedanta Svami Prabhupada, que estaban visitando a Bogotá para establecer un centro de Bhakti yoga en Colombia.

Ellos aclararon miles de preguntas que Miguel no había podido resolver: ¿De dónde venimos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es la ley del Karma? ¿Cómo conseguir liberarse de las reacciones a las conductas malas del mundo? ¿Cómo funciona la meditación? ¿Qué es la reencarnación y cómo salir de su influencia? ¿Quién es Dios y qué relación podemos tener con Él?

Miguel estaba sorprendido. ¿De dónde tenían estos muchachos vestidos con túnicas, tanto conocimiento? Y, por qué estaban tan “inspirados?

También ellos declaraban autorizadamente que la vida espiritual es de completa dedicación, no sólo de una hora en domingo. Que los animales tienen alma y sólo su cuerpo es inferior, pero que ellos son hermanos, hijos del mismo Señor y que llegarán a nacer como hombres, y que un hombre malo puede llegar a nacer como animal otra vez. También. ellos explicaron la situación de los espíritus como aquellos que perdían sus cuerpos burdos, pero no se merecían tener otro cuerpo todavía por el abuso del último.

La vida espiritual era llena de alegría, cantando los santos nombres del Señor, bailando y comiendo alimentos vegetarianos ofrecidos primero a Krisna Pero, ¿no es cierto que todos los caminos van al mismo fin? -preguntó un muchacho a los devotos de Krisna. -No, respondieron. Si viajas a Medellín no llegarás a Leticia. La búsqueda de poderes místicos o especular con alquimia sexual, no va a despertar nuestro amor por Dios. Debemos ofrecer nuestro corazón al Señor. Sólo así podemos conquistar su atención, con rendición a la Verdad Suprema. Tenemos la capacidad de discriminar entre el bien y el mal; entre el verdadero maestro y un farsante. Por ejemplo, Dios es el Supremo. Nadie es igual ni superior a Él. Además Él Es el creador de todo y de todos; Él conoce y quiere a todos. Sin embargo hay algunos sinvergüenzas que dicen que son Dios y otros que dicen que todos somos Dios. Ellos no han creado a nadie y no conocen los secretos de la creación. Llenos de ilusión no pueden ni siquiera protegerse de un dolor de muela, pero ridiculizan la palabra “Dios”.

Eso es ateísmo en verdad. Miguel estaba atónito. Tantos farsantes. había conocido que quería engañar a la gente con el cuento de que el centro espiritual del mundo se había trasladado a Sudamérica. Aprovechando el nacionalismo de uno hablaban de Karma, reencarnación y yoga. Pero, ¿de dónde venía este conocimiento? Nunca querían dar el crédito a los Vedas, al Bhagavad Gita y mucho menos a Dios, Krisna. Más bien siempre querían presentarse como Dios. Miguel sintió que debía estudiar a fondo todo esto y llevar el mensaje de la Verdad a sus paisanos. La meta de la vida: auto-realización, y conocer a Dios. Así llegó Miguel Antonio Chavez a tomar la decisión de entregarse a su maestro espiritual y fue formalmente aceptado como discípulo de A.C Bhaktivedanta Swami Prabhupada, con el nombre de estudiante célibe Mrigesa Das Brahmacari. Mrigesha significa Señor de los animales y es un nombre de Krisna; Das indica su posición constitucional como sirviente de Dios.

Mrigesa Das Brahmacari, uno de los primeros Vaisnavas de Colombia. Estudiante célibe de bhakti-yoga y meditación. Nos conocimos en esos días del comienzo. Él era un devoto ejemplar, humilde y determinado. Una nueva vida había comenzado, cantando los Santos Nombres en la plaza de Colombia y repartiendo la literatura de su maestro espiritual. Libros que abrían los ojos de sus sinceros lectores.

om ajñiana timirandhasya
jnananjana-salakaya
caksur unmílitam yena
tasmai sri guruve namah

Esta era la oración al maestro espiritual: “Yo nací en la más oscura ignorancia y mi maestro espiritual abrió mis ojos con la antorcha del conocimiento. A él ofrezco mis. respetuosas reverencias”. Por fin la vida tenía sentido. Consumismo y materialismo perdían su encanto. Servir a Dios, era la nueva meta. Mrigesha quería lo mejor para sus paisanos. Su corazón se llenó de compasión. Muchas veces habló de la misericordia de su guru, al hacer de un torero un predicador y vegetariano. Cuántas vidas ya había pasado. En el mundo material perdiendo tiempo en el gozo de los sentidos.

ATHATO BRAHMA JIJÑASA

“La vida humana es destinada para llegar a la autorealización.

Mrigesa aceptó la vida espiritual y pronto llegó a ser aceptado por todos como el líder natural. Un devoto sin interés personal, sin egoísmo. Un hermano tolerante y estricto a la vez. El movimiento Hare Krisna en Colombia creció, y se abrieron nuevos centros en muchas ciudades. Mrigesa viajaba incansablemente con el mensaje del amor y el conocimiento espiritual. En 1977 partió Srila A.C Bhaktivedanta Swami Prabhupada del mundo material para volver a su Señor eterno, Sri Krisna. Momentos difíciles en la vida de los devotos. Momentos de confusión y prueba. Huérfanos demasiado jóvenes, con la responsabilidad de continuar la gran-diosa misión del maestro espiritual de ayudar a la humanidad: Repartir amor por Dios. Una misión imposible. Pero Srila Prabhupada había dejado sus órdenes. Seguir predicando, no cambiar la esencia.

Si somos humildes, el Señor Krisna nos respalda en nuestros esfuerzos. Y para Mrigesa Das llegaron horas de decisiones difíciles: ¿cómo podría seguir sirviendo a la gente en Colombia? Algunos devotos extranjeros pensaban que los nuevos líderes deberían Ser escogidos por votos. Pero nadie conocía la lucha en Colombia y Sur América, ni sus devotos locales. En un estado de confusión llegó la noticia Aliviadora a Colombia. Srila Prabhupada había recomendado a un hermano Espiritual suyo para ser consultado sobre las preguntas difíciles. Este hermano se llamaba Bhakti Raksaka Sridhar Deva Gosvami Maharaja quien vivía en la India, en Navadvipa. Srila Prabhupada había Sido personalmente entrenado por él durante muchos años que compartieron juntos los dos maestros. Srila Prabhupada había dicho: “Sridhara Maharaja es inclusive mi propio maestro espiritual instructor, qué decir del beneficio que ustedes tendrán cuando se asocien con el”.

El año 1985 fue el año más importante en la vida de Mrigesa Das, cuando aceptó sus primeros discípulos. En Navadvipa, India, en mes de marzo recibió la sagrada iniciación en la orden renunciante de los vaisnavas de parte del más grande sannyasi, del mismo Srila Bhakti Raksaka Sridhara Deva Gosvami Maharaja. Su nuevo nombre de renunciante era Bhakti Vimala Harijan Svami. “Querido del Señor Supremo era la traducción de su nuevo nombre Sridhar Maharaja apreció su decisión de ayudar a sus paisanos aceptando discípulos y entrenándoles en la disciplina del Bhakti yoga. Aunque un devoto nunca se siente un maestro, cuando ve que no hay nadie calificado presente, él como buen discípulo, debe estar dispuesto arriesgarse en el servicio de su guru y ofrecer protección espiritual a lo demás.

Todos estos años estuvieron marcados por una amistad inquebrantable entre B.V. Harijan Maharaja y yo (B.A.Paramadvaiti). Hermanos espirituales y sannyasis discípulos del mismo Sridhar Maharaja. Compatriotas en lucha contra la ilusión de maya y deseosos de que la misión de nuestros maestros floreciera en Colombia y en todas partes. Así pasamos juntos, años felices en el servicio a nuestros maestros, acompañados por los devotos amorosos y dedicados de Colombia. Cada vez el servicio de Harijan Maharaja se volvía más grande en Colombia. Mientras que yo tenía mucho servicio fuera de Colombia, Harijan Maharaja viajaba y abría nuevos templos y cuidaba a los devotos y amigos en todas partes. Algunos discípulos de Harijan Maharaja viajaron a otros países a expandir la misión dorada del amor divino.

Harijan Maharaja predicaba en escuelas y universidades, en las calles y las casas, y sobre todo, él era un consejero amoroso que nunca se cansó de sacar del estado de lujuria, de codicia e ilusión a los nuevos aspirantes del proceso. Harijan Maharaja viajó a la India para aprovechar la asociación de su sannyas guru y como él dijo: “A cargar las pilas”. Así en la India, se volvió el muy querido asociado de los vaisnavas hindúes. Estudiando siempre y dando dos clases mínimo por día, él era una fuente de néctar y conocimiento. Muchos cassettes grabados están disponibles para aquellos que estén ansiosos de escuchar a este gran maestro espíritual, quien andaba desapercibido entre nosotros.

Después del regreso de su viaje a la India en 1989, él estaba bastante indispuesto. Su salud era mala y un viejo problema de sus riñones se estaba empeorando. Aún así Harijan Maharaja no dejaba de predicar. Sus viajes se limitaban mientras que varios doctores trataban de curarle. Para evitar aquí describir los dolorosos últimos meses de Harijan Maharaja en la tierra, prefiero recordar que él en sus instrucciones como “Primer Maestro Espiritual Vaisnava de Colombia”, siempre permanece con todos aquellos que traten de seguir sus pasos y sean sumisos a sus órdenes cuya esencia es la devoción pura. El 16 de enero de 1990, Srila B.V. Harijan Maharaja dejó este mundo para regresar al mundo espiritual, exactamente 15 años después de ingresar al ser-vicio de su maestro, en el primer templo de Sri Caitanya Mahaprabhu y de Nityananda prabhu de Bogotá. Maharaja dejó el mundo en los brazos de su hermano espiritual prabhu Askalita.

El dolor de los devotos es dificil de describir. Harijan Maharaja se había ganado sus corazones, Todos sabían que él quería que nunca abandonaran el servicio a Krisna. No podernos hacer otra cosa que tratar de recordar a este devoto puro de Krisna y, así purificar nuestros corazones. La pureza de Harijan Maharaja es nuestra guía, y su humildad, la clave de su éxito.

Él no conoció a Srila Prabhupada en persona, pero su rendición era tan sincera que vivía de acuerdo con el Santo Nombre y las escrituras sagradas. Su vida era la dedicación perfecta, y por la misericordia de Krisna, Harijan Maharaja vino a Colombia, demostrando que todos los que toman a los devotos en serio, pueden purificarse y dedicarse a servir a Dios y a la humanidad. Él tuvo la misericordia de estudiar en la India, la cuna del bhakti yoga (la ciencia del amor por Krisna). Allí, a los pies de Srila Sridhar Maharaja, mostró la importancia de la vida de renuncia. Inspirado e iluminado, renunció a todos los planes fruitivos y especulaciones materiales para seguir en los pasos de sus maestros anteriores. Él es nuestro guía e inspiración.

Su vida es el consuelo en nuestros momentos difíciles. Krisna quería llevarse a Su devoto a la edad joven de 44 años. ¿Quién puede entender el plan del Señor Supremo? Pero no es bueno dudar de las perfectas intenciones del Señor Supremo para con nosotros, y por eso nos queda sólo recordar los años felices con Srila Harijan Maharaja con la esperanza que muchos de sus discípulos, y los discípulos de sus discípulos, mantengan vivo y puro el recuerdo de este maestro. Que siempre busquen la esencia y no se confundan con adoración de las formas materiales.

Que la gloria de su guru viva en ellos. Claro, nadie es eternamente colombiano, alemán o hindu Sin embargo es la gloria de Colombia que recibieran esta gran alma en suelo y un ejemplo sin comparación, mostrando a todo el mundo que perfección espiritual está a su alcance, que realmente tienen que seguir la vida espiritual sinceramente y con gran dedicación.

  • Dejemos que mismos escritos de Harijan Maharaja, sus conferencias, sus cartas, sus obras y devotos canten la gloria de su vida.
  • Yo me siento afortunado de haberle podido tener a mi lado en esta vida. De hecho, era mi mejor amigo.
  • Hablar de su gloria es la oportunidad de purificarme y el servicio o misión es lo que hace su separación algo tolerable. Sin mis maestros y sin mi Harijan la vida es difícil, y sólo su recuerdo y las caras brillantes de sus seguidores son mi solaz.

Todas las glorias a Srila Prabhupada y Srila Sridhara Maharaja,

Todas las glorias sean para om Vísnupada Astotarasata Sri Srímad Bhaktí Vimala Harijan Svami, primer Acarya de Colombia.

Bitnami